Frases

12 octubre 2016

Pin It

Widgets

Elle (Paul Verhoeven)


Publicado por on 13:38

;

Isabelle Huppert



Frases y Diálogos de la película "Elle". Director: Paul Verhoeven, Guión: David Birke (Novela: Philippe Djian), Música: Anne Dudley, Fotografía: Stéphane Fontaine. Película más reciente del reconocido y veterano director Paul Verhoeven (Basic Instinct, Showgirls), estrenada y alabada en el Festival de Cannes, y seleccionada por Francia como representante en los Oscar, es una jodida maravilla. Desde el inicio hasta el final, hay tensión, nervio, risas oscuras, sorpresas e incluso miedo. Es una película macabra, retorcida y psicológicamente compleja y brutal, que escarba y retrata de una forma única y cruel los rincones más oscuros de los traumas, las pasiones, el sexo y la familia, mientras se transita al drama, al suspenso y al humor más negro que se pueda imaginar. Verhorven, gran dirección y ambientación... Pero punto aparte para la gran Isabelle Huppert, que hace una interpretación magistral, a un nivel y una complejidad, con el mismo ritmo macabro del filme, que sólo está portentosa actriz es capaz de realizar. Se merece todos los premios del mundo. Por momentos sientes a Haneke, pero Verhoeven se retuerce y toma y ahonda por otros caminos. En fin, una de las películas que nadie debe dejar de ver, y mientras menos sepan de que trata, mejor. Vale la pena sorprenderse y aterrarse, y disfrutar el recital y la clase magistral de actuación de Huppert, que se amolda a la perfección con la propuesta del director. Imperdible. Y de lo mejor que he visto este año.


Michèle Leblanc: Tengo algo que deciros a todos. Estaba buscando una manera simple y natural de rechazar esto, pero no puedo encontrarla. Así que... Ahí va. Me asaltaron en casa. Supongo que fui violada.
Richard: ¿Violada?
Anna: ¡Oh, Dios mío!
Robert: ¿De verdad?
Richard: ¿Cuándo?
Michèle Leblanc: El jueves, a las 15:00.
Richard: ¿Y nunca lo contaste?
Michèle Leblanc: No sé qué decir. ¿Qué puedo decir?
Anna: ¡Oh, Dios mío!
Michèle Leblanc: Me siento estúpida por sacar el tema.
Richard: ¿Estás loca?
Anna: ¿Estás bien? Tienes que ver a un médico.
Michèle Leblanc: Ya lo he hecho.
Richard: ¿Qué dijo la policía? ¿No lo has denunciado?
Anna: Michèle, tienes que denunciarlo inmediatamente.
Michèle Leblanc: ¿Para qué?
Anna: ¡Para qué!
Michèle Leblanc: Se acabó. No es necesario seguir hablando. No merece debatirse. ¿Qué vamos a pedir?





Jonas Bloquet


Vincent: Te traje un regalo. En realidad es de Josie. Fue idea suya.
Michèle Leblanc: Estás muy guapo.
Vincent: Volveremos y sacaremos otra foto después del parto. Como un antes y después. Josie está llena de ideas de decoración. Nunca hasta ahora tuvo un sitio propio.
Michèle Leblanc: ¿Cuánto necesitáis para el apartamento?
Vincent: No estoy pidiendo dinero.
Michèle Leblanc: No, era para mí, oía voces.
Vincent: Pensaba pedirte avales, no dinero.
Michèle Leblanc: ¿Y los novios de Josie? ¿Se traslada alguno de ellos, también?
Vincent: No, ¿por qué...
Michèle Leblanc: Esa chica es claramente inútil. No sabes nada de ella. Excepto que se crió en una comuna junto a idiotas que no se lavaban.
Vincent: Un colectivo de arte.
Michèle Leblanc: ¿Por qué tú? ¿Qué busca ella?
Vincent: ¿Qué podría buscar? No tengo dinero.
Michèle Leblanc: Yo tengo.
Vincent: ¿Qué te pasa hoy?
Michèle Leblanc: Te daré 3 meses de alquiler. Pero antes le echo un vistazo al sitio.
Vincent: No quería presionarte.
Michèle Leblanc: Tú ganas. Me salgo mientras sigas adelante. Adiós.
Vincent: Adiós.




Lucas Prisor


Kurt: ¿Podemos discutir los problemas reales? Nosotros tenemos una oportunidad en Activision, pero nuestro controlador es tan cutre que la demo es casi imposible de ver. ¿De qué sirven entornos hiperrealistas para Stix ¡si el jugador lanza el controlador través de la pantalla!
Michèle Leblanc: Kurt, estás fuera de la pista, si te centras en problemas técnicos conocidos.
Kurt: No. El verdadero problema está ahí. El problema real es que tu experiencia en edición y literatura es completamente inadecuada para evaluar el rendimiento.
Michèle Leblanc: Está bien, tal vez Anna y yo deberíamos haber fundado un tipo diferente de empresa. Tal vez Kronos fue sólo un éxito gracias a tus ideas geniales. Tal vez seamos sólo dos perras con suerte. Pero el hecho es, que quién manda aquí soy yo. Y llevamos 6 meses de retraso. Nuestro objetivo es simple, como todos saben. Cuando el jugador destripa un orco, necesita sentir la sangre en sus manos. Sangre espesa, caliente. Si es posible. Vamos.





Isabelle Huppert


Michèle Leblanc: ¿Kurt me odia o es sólo mi impresión?
Anna: No, él te odia. Todos te odian, excepto Kevin. Te quiere de verdad, incluso aunque trate de reírse de ello.




Alice Isaaz


(Mostrándole el apartamento)

Vincent: Bonito, ¿eh?
Michèle Leblanc: Un poco demasiado bonito, ¿no te parece?
Josie: Hay espacio para una de 13 cm aquí. ¿Se lo has preguntado?
Vincent: Hablaste de un microondas, pero pensamos que una tele es un mejor regalo de inauguración de la casa.
Michèle Leblanc: ¿No necesitáis un horno más que un televisor?
Josie: No lo necesitamos uno. La cocina está totalmente equipada.
Michèle Leblanc: ¿Es este el apartamento del que me hablaste?
Vincent: No, es uno de  2-dormitorios. 250 euros más al mes.
Josie: El otro era un basurero. Sin sitio para poner una cuna. Una locura total.
Michèle Leblanc: Basurero, no lo creo. Básico, tal vez. Basurero, definitivamente no.
Josie: Básico, claro.
Michèle Leblanc: ¿Te das cuenta de que tener un hijo tiene que ver con sufrimiento? El parto de Vincent fue un verdadero infierno. Una tortura. Tres horas de agonía.
Josie: Si no quieres ayudarnos, no lo hagas. Nadie te está obligando.
Michèle Leblanc: ¿Qué sacarás si no lo hago?
Josie: Ese es nuestro problema.
Michèle Leblanc: No me puedes hablar así y llevarte mi dinero.
Josie: Me importa una mierda tu dinero. Nunca te lo pedí.




Laurent Lafitte


Anna: Así, Patrick, ¿a qué te dedicas?
Patrick: Yo trabajo en la banca. Soy corredor. Y me declaro culpable.
Anna: ¿Por qué?
Patrick: Sólo bromeaba. No es una profesión muy popular en este momento.
Robert: Nunca lo fue.
Patrick: Supongo que no.




Isabelle Huppert



Anna: Es decir, el correo electrónico parece venir de aquí.
Michèle Leblanc: Eso parece.
Anna: Llama a la policía ahora.
Michèle Leblanc: La policía, nunca más. No tiene sentido.
Anna: Esto es diferente. Tú eres la víctima.
Michèle Leblanc: ¡Yo era la víctima entonces!
Anna: Lo siento, yo...
Michèle Leblanc: No quiero involucrar a la policía. No dejaré que este cretino remueva toda esa mierda. Luché demasiado duro para reconstruir mi vida, así que policía, periodistas... De ninguna manera.
Anna: Dios nos ayude. Hay un sádico ahí fuera.
Michèle Leblanc: Puedo manejar sádicos. Es mi especialidad.




Frases de la película Elle


Michèle Leblanc: ¿No conoces el rito de excomunión?
Patrick: ¿Y tú sí?
Michèle Leblanc: He oído hablar de él. Mi padre me hacía la señal de la cruz antes de salir para la escuela. Se lo hacía a todos los niños de la localidad hasta que algunos padres le pidieron que lo dejara.
Patrick: Suena razonable.
Michèle Leblanc: Al parecer, mi padre se ofendió. Esa noche, hizo las rondas. Llamó a todas las puertas, entró en todas las casas de la calle con una escopeta, un mazo de carnicero y  un par de cuchillos de cocina.
Patrick: Sí, oí hablar de eso.
Michèle Leblanc: Has oído hablar de las 27 víctimas humanas, no de los animales. A ellos nunca se les menciona. 6 perros, también un par de gatos. Por la razón que sea, perdonó a un hámster. No se podía entender. Estaba haciendo los deberes cuando llegó a casa con sangre por todo el cuerpo. Mi madre estaba en el trabajo. Era enfermera en aquel entonces. ¿Puedes imaginar a mi madre, una enfermera? Divertido, ¿verdad?
Patrick: No tenemos que hablar de ello.
Michèle Leblanc: No me importa. Me hace bien hablar. Decidió quemar todo en la casa. Le ayudé a alimentar el fuego. Destripamos el sitio. Cortinas, alfombras... Mesas, sillas... Todo al fuego. Era excitante. Te enganchaba. Estábamos a punto de quemar nuestra ropa cuando llegó la policía. Alguien tomó una foto. Curiosamente, es esa foto que se quedó en la mente de las personas. Yo, medio desnuda, manchada de ceniza. La foto de una niñita como psicópata, junto a su padre, el psicópata. Mi mirada vacía en la foto es aterradora.




Judith Magre


Irene Leblanc: ¿Eres consciente de lo miserable que has sido conmigo en la cena?
Michèle Leblanc: Sí, lo soy.
Irene Leblanc: Eres cruel. Cuando encuentras algo o alguien desagradable. Estoy en la lista, al parecer.
Michèle Leblanc: Ninguno de nosotros está lo bastante borracho para esta conversación. ¿Vale?




Anne Consigny


Michèle Leblanc: ¿Qué es lo que va mal?
Anna: Robert se está follando a alguien.
Michèle Leblanc: ¿Estás segura?
Anna: Reconocí el olor de ese estúpido gel de baño que usan en los hoteles que intentan ser elegantes. No tenemos de eso en casa.
Michèle Leblanc: ¿Esa es tu única prueba?
Anna: Olí su ropa interior. Esperé todo el día a que se quitara los calzoncillos. Cuando por fin lo hizo me abalancé sobre ellos. Y los olfateé. Sentí vergüenza más allá de las palabras.
Michèle Leblanc: La vergüenza no es una emoción suficientemente fuerte para impedirnos hacer nada… Créeme.




Isabelle Huppert


Michèle Leblanc: ¿Cómo está Robert?
Anna: Le eché.
Michèle Leblanc: No.
Anna: Desde entonces, se ha dado a la botella. ¿Qué fue lo que viste en él?
Michèle Leblanc: Era solo una de esas cosas. Una oportunidad. Quería acostarme con alguien.
Anna: Eso no es excusa. Es mezquino.
Michèle Leblanc: Peor que eso, incluso.




Si conoces otras frases, diálogos o monólogos que destacar de la película Elle (Paul Verhoeven) deja tu comentario ;)




Paul Verhoeven

Alejandro

Gracias por visitar mi pagina, disfruta de este nuevo blog espectacular y visita todas las paginas para descubrir mas frases.

0 comentarios:

Publicar un comentario